18 de Abril del 2014 - Lima PE

El directorio del BCR

El directorio del Banco Central de Reserva está compuesto por 7 integrantes. De ellos, según la Constitución, 4 son designados por el Poder Ejecutivo y 3 por el Congreso de la República. El gobierno ya hizo lo propio ratificando al Dr. Julio Velarde como presidente, acompañado de Luis Arias Minaya, José Gallardo Ku y Jaime Serida. La apuesta del gobierno de haber propuesto a 3 destacados profesionales de alto nivel académico y correcta trayectoria fue saludada por la sociedad en su conjunto. Una entidad como el BCR es clave en procesos de volatilidad económica como el que vivimos.

 

Le corresponde hacer lo propio al Congreso con los 3 miembros restantes. Sobre ello la prensa ha mencionado a diversas personalidades. En ese sentido, creo que el Congreso debería seguir el buen ejemplo que para este proceso ha tenido el Poder Ejecutivo: apostar por una mezcla de juventud, correcta trayectoria y capacidad.

 

Entre las personas que se han mencionado están los doctores Eduardo Morón y Élmer Cuba, ambos profesionales de alto nivel técnico y con trayectoria destacada. Vinculados a universidades importantes como la Universidad del Pacífico y la PUCP, serían una valiosa contribución a la función directriz de la política monetaria en el Banco Central de Reserva. La madurez que ambos asumen en sus comentarios económicos es una demostración de que bien se pueden conjugar juventud y capacidad al servicio del país.

 

En el mismo nivel de conocimientos y trayectoria se encuentran Juan José Marthans y Carlos Adrianzén, también vinculados al mundo académico a través de las prestigiosas Universidad de Piura y UPC, respectivamente. Ambos son economistas pertenecientes a una generación talentosa que también aportaría muchísimo como eventuales miembros del directorio del BCR. Sin embargo, su posición crítica de la política monetaria perjudica sus posibilidades, pues en nuestro país, lamentablemente, no se entiende aún que la crítica inteligente sea un activo en el desarrollo responsable de las políticas públicas.

 

En los últimos días ha irrumpido en el escenario mediático el Dr. Javier Silva Ruete. Invitado a postular por parlamentarios vinculados al anterior gobierno, estaría llamado a ocupar la silla que dejaría en el BCR el Ing. Abel Salinas. Reconociendo las cualidades técnicas del Dr. Silva Ruete, estimo que se requiere un cambio de actitud en la composición de los directorios de las empresas y organismos públicos del país y, en ese sentido, la oportunidad de renovar a 3 directores del BCR nos debe llevar a entender que el capital humano que tanto requerimos no solo se construye desde la formación académica, sino también desde la experiencia que trae el ejercicio de la gestión.

 

Espero que el Congreso de la República asuma esa responsabilidad con el Perú, dándole la oportunidad al Banco Central de Reserva de contar con un directorio dinámico, actualizado y con ideas que lo hagan más eficaz en el logro de su función.