01 de Octubre del 2014 - Lima PE
Mayo 9, 2013

Víctima en balacera de Kepashiato es un testigo clave de matanza en Lucmahuaycco

Víctima en balacera de Kepashiato es un testigo clave de matanza en Lucmahuaycco

¿Qué pasó realmente en Ozonampiato? Juan José Quispe, abogado del Instituto de Defensa Legal (IDL), denunció ayer que su cliente, José Rosendo Aspur Osco, fue herido por efectivos del Comando Conjunto de Las Fuerzas Armadas (CCFFAA) para “amedrentarlo” por ser un testigo clave en el caso de la matanza de Lucmahuaycco de 1984, donde policías y militares asesinaron a 34 pobladores, acusándolos de terrorismo.

 

Desde que ocurrió el confuso incidente en la zona de Ozonampiato, en la provincia de La Convención (Cusco), ha aparecido más de una versión sobre las causas que ocasionaron que miembros de una patrulla de fuerzas combinadas abrieran fuego sobre una combi, que trasladaba a pobladores de Kepashiato hacia Quillabamba.

 

Hay hechos que no han sido esclarecidos, como el origen de los disparos  y el número de heridos, pues inicialmente se informó de 11,  aunque un comunicado del CCFFAA determinó luego que fueron 8.

 

Al principio, según el CCFFAA, los disparos vinieron del vehículo en respuesta a la orden de alto; y en un segundo informe “preliminar” se señaló que los realizó alguien que iba oculto en el techo del vehículo, mientras que los ocupantes de la combi afirman que de su lado nadie abrió fuego, y mucho menos que se les ordenó detenerse.

 

Sin embargo, la denuncia del abogado de Rosendo Aspur, quien resultó herido en una pierna y un brazo en el tiroteo, ha llevado las conjeturas un escalón por encima de un simple error de juicio de los efectivos o de un abierto enfrentamiento.

 

“Definitivamente, no habían terroristas (en el vehículo). Que les tomen una prueba de absorción atómica y la van a arrojar negativo (…) Esto ha sido un acto de amedrentamiento contra, coincidentemente, una persona que viene a declarar sobre (…) la matanza, tortura y desaparición en el caso Lucmahuaycco”, declaró el abogado a Ideeleradio.

 

La prueba de absorción atómica busca en la piel rastros de pólvora que hayan quedado luego de disparar un arma de fuego, lo que determinaría si alguno de los pasajeros disparó. Sin embargo, el CCFFAA ha afirmado que el presunto terrorista huyó del lugar dejando su arma, y el propio fiscal de la Nación ha ratificado que no hubo terroristas al interior del vehículo.

 

Lucmahuaycco, ¿el motivo?

 

El abogado Juan José Quispe apunta a hechos que lo hacen desconfiar de las verdaderas causas del incidente. Él afirma que el CCFFAA primero buscó desprestigiar a Rosendo Aspur haciendo alusión a un hecho sucedido años atrás -del cual fue hallado inocente- cuando terroristas lo engañaron haciéndose pasar por ingenieros para que les diera casa y comida.

 

Esto porque Rosendo Aspur es actualmente el testigo clave en un juicio contra exmiembros de la Guardia Civil y militares, que se lleva en la Sala Penal Nacional de Lima. Según una investigación de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), el 26 de noviembre de 1984 “una patrulla integrada por policías, ronderos y militares llegó hasta el lugar y asesinó a 34 de sus habitantes acusándolos de subversivos”.

 

“Coincidencia o no, es la policía la que está involucrada en los hechos de Lucmahuaycco. Un tipo que va a venir a declarar sobre la abusiva, execrable, intervención de los miembros de la 44 Comandancia de la exGuardia Civil, hoy Policía Nacional, dirigido por Víctor Alfredo Salas Lozano, es totalmente extraño que coincidentemente a este señor se le lesione. A mí me parece más un acto de intimidación”, afirmó el abogado de Rosendo Aspur.

 

El Dato:

 

El ministro de Defensa, Pedro Cateriano, y el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, José Cueto Aservi, han sido citados para mañana por la Comisión de Defensa del Congreso para informar sobre la balacera en Ozonampiato.

 

MARIANO VÁSQUEZ

[email protected]

Tags: