23 de Abril del 2014 - Lima PE
Marzo 24, 2011

Denuncian a congresista aprista Peláez Bardales por despido arbitrario

Denuncian a congresista aprista Peláez Bardales por despido arbitrario

Un grupo de ex profesores denunciaron al congresista aprista Eduardo Peláez Bardales y a su hermano Mario Gabriel, propietarios del Instituto Superior Peruano Alemán (IPAL), por negarse a otorgarle sus derechos labores y despedirlos arbitrariamente por denunciar esta falta ante el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTyPE).

 

Una de las afectadas, Judith Tabbath Gastelo, quien trabajó como educadora de Enfermería durante tres años, denunció ayer que fue despedida por esta institución, ubicada en la cuadra 5 de la avenida Uruguay, por exigir que la incluyan en la planilla para recibir los beneficios que obliga la ley.

 

“Es más, ninguno de nuestros pagos han sido registrados por la SUNAT, como consta en mis boletas”, señaló, advirtiendo que todo esto consta en la denuncia que presentaron ante el MTyPE, agregando que hasta fueron extorsionados por las autoridades de IPAL a trabajar gratis si es que llegaban con retraso de horario y si es que deseaban mantener su trabajo.

 

 “Luego de nuestra denuncia, la dirección convocó a todo el personal docente donde se les advirtió que si se quejaban iban a ser automáticamente despedidos”, indicó Tabbath Gastelo situación que frenó la ola de denuncias, quejas y exigencias del personal que hasta ese momento labora en IPAL.

 

Agregó que antes de esta “advertencia” 14 trabajadores ya habían denunciado esta mala práctica laboral ante el Ministerio de Trabajo y hoy se encuentran en medio de un litigio judicial con este instituto con el objetivo de cobrar los casi 20 mil soles que le deben a cada uno por indemnización.

 

Diario16 se comunicó con el congresista Eduardo Peláez Bardales quien indicó que está de licencia y que no es responsable del local, pese a que es el propietario. Al contrario, delegó a su hijo Eduardo Peláez Santillán para que explique este caso. “El caso está judicializado y, además, solo se cerró la Facultad de Prótesis Dental”, explicó.

 

Sin embargo, los 35 alumnos afectados con el sorpresivo cierre de esta facultad son ahora testigos en el proceso judicial de sus ex profesores contra IPAL.

Tags: