23 de Octubre del 2014 - Lima PE
Abril 5, 2011

La mitad de futura prolongación de Paseo de la República está "invadida"

La mitad de futura prolongación de Paseo de la República está

La Municipalidad de Lima ha decidido conectar la Vía Expresa de Paseo de la República con la Panamericana Sur, a la altura de San Juan de Miraflores. Sin embargo, para lograr su objetivo, la gestión de la alcaldesa Susana Villarán tendrá que sanear más de la mitad de esta nueva ruta de casi cinco kilómetros y medio, debido a que está “invadida” por departamentos, viviendas, tiendas, talleres, almacenes, depósitos y hasta lozas y canchitas deportivas.

 

El presidente de ProTransporte, Juan Tapia Grillo, informó que la decisión está tomada y que solo se está siguiendo un proyecto que fue concebido cuando se construyó la actual vía rápida que hoy une a cinco distritos. “Con la modernidad, esta zona tuvo un desarrollo desordenado, pues los terrenos de cultivo se parcelaron y se convirtieron en viviendas y talleres”, expresó.

 

Detalló que ya existen estudios avanzados que se conocen como pre factibilidad, pero por el tema de expropiaciones y reubicaciones se podría comenzar con las gestiones de factibilidad de financiamiento en poco más de un año, pues es considerada como “la vía de respiro que el transporte de Lima necesita con urgencia”.

 

Efectivamente. Todo este año se verá el tema legal que consiste en identificar, reasignar y hasta reubicar a los moradores que actualmente ocupan la zona en mención y que comienza en el cruce de la avenida República de Panamá con la calle que siempre llevó el nombre: Prolongación Paseo de la República. Un lugar donde se tendrá que construir un intercambio vial para ayudar al propósito de aligerar el transporte pero, sobre todo, acceder al sur.

 

La Municipalidad de Lima ya determinó por qué ruta va a seguir. Los espacios están disponibles al 50%. Es más, hay unos hitos que van por todo el recorrido hasta la Panamericana Sur.

 

Sin embargo, “parte de Santiago de Surco, por donde está previsto que pase el total de esta nueva ruta, ha tenido un proceso de expansión urbana singular e irregular. Terrenos de cultivo que han sido divididas, heredadas y construidas sin un ordenamiento urbano pero que tributan”, dice Tapia.

 

El primer tramo evidencia esto. No han cedido vías y hasta han construido edificios, almacenes y talleres. Un ejemplo es la zona destinada al ingreso, el que está ubicado exactamente frente a la quinta cuadra de la avenida República de Panamá (frente al supermercado Plaza Vea). “En teoría, allí debería empezar esta vía expresa, pero frente a esta hay talleres mecánicos. Sin embargo, si pasamos ese tramo, todo está listo, pues hay edificios altos que no han interferido y dejaron el espacio obligado”, cuenta.

 

A la altura de la prolongación de la avenida La Merced, en el cruce con la avenida Venegas, sí hay predios que son consecuencia de esta parcelación. Allí se han construido casas y quintas que están ocupando derecho de vías. Sin embargo, el último viñedo que quedaba en la zona se vendió hace poco y los constructores están respetando el derecho de vía.

 

En la urbanización La Capullana también se dejó el área requerida. Tampoco hay problemas en la avenida Ayacucho hasta llegar al Colegio Maristas. Si bien este centro educativo lo ha respetado, actualmente lo está usando como cancha de fútbol.

 

La urbanización San Roque es otro caso. En la ruta también hay una serie de talleres y almacenes. Parte de la villa de suboficiales de la FAP está sobre el derecho de vía. “Se tendrá que conversar para ver qué se hace con esas viviendas porque hay una buena cantidad. Lo mismo ocurre con un pequeño mercado y unas viviendas precarias”.

 

Zona liberada.

Cruzando la avenida Los Próceres, ya existe un tramo liberado para llegar a la Panamericana Sur. Actualmente se cultiva un gran y hermoso jardín con un depósito pero está bien definido. Hasta tiene un letrero con el nombre exacto -Prolongación Paseo de la República- y una vía de ingreso.

 

LINA GODOY    [email protected]

Tags: